El movimiento por los derechos civiles en EEUU ㅡ Parte I



Esta entrada que estás a punto de leer, es algo que llevo mucho tiempo queriendo hacer desde que, hace unos cuantos años ya, leí por primera vez sobre Martin Luther King.
Hoy te traigo la historia del movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos. Después de mucho investigar, la entrada ha resultado muy larga, por lo que está dividida en dos partes. 😊
¡Comenzamos!

Un gran número de personas consideran que el movimiento de los derechos civiles empezó a mediados del siglo XX con Martin Luther King y otros activistas. Sin embargo, los afroestadounidenses han estado luchado desde mucho antes para obtener los derechos que les prometían la Constitución de EE.UU y sus enmiendas incorporadas después de la Guerra Civil.  
Vamos a conocer su historia.

1607 - El origen
Los primeros esclavos africanos llegaron a Jamestown (Virginia) en 1607, de mano de un corsario que había capturado a un grupo procedentes de un barco español en el Caribe.
Al principio, los terratenientes usaban mano de obra blanca, que estaba obligada a trabajar con "contratos de aprendizaje". Era un contrato abusivo, a cambio de un préstamo equivalente al precio de su transporte a Norteamérica, ellos debían trabajar varios años para saldar su deuda.

Pero no duró mucho, a partir de la segunda mitad del siglo XVII, el precio de los esclavos bajó y el número de inmigrantes que estaban dispuestos a continuar trabajando en esas condiciones disminuyó. Fue entonces, cuando la esclavitud aumentó y se propagó por todo el país, especialmente por el sur.

Dato curioso: en 1770, los afroestadounidenses representaban cerca del 40% de la población en las colonias sureñas, en el norte no suponían más del 5%.

Las élites sureñas endurecieron las actitudes hacia los afroestadounidenses, y empezaron a promover el racismo para crear una división en la población. En algunos estados, se crearon los códigos de esclavos, que autorizaban la aplicación de castigos terribles a los esclavos indisciplinados. Algunos incluso prohibían que se les enseñara a leer y a escribir.
La importancia de la religión 
La religión siempre ha tenido un papel central, contribuyendo a la creación de una identidad común. Además, han aportado gran parte del fundamento moral, político y organizativo que dio vida al movimiento de derechos civiles.
Con los años, muchos esclavos afroestadounidenses se convirtieron al cristianismo, y establecieron sus propias iglesias paralelas o clandestinas. Desarrollaron vínculos familiares fuertes e instituciones basadas en la fe, estableciendo los cimientos sobre los que las generaciones futuras construirían el movimiento creativo, incluyente y no violento.

1861 - Guerra Civil
El problema de la esclavitud y las pésimas condiciones que tenían los estadounidenses negros deterioraron las relaciones entre el Norte y el Sur. En medio de la tensión existente, llegó Abraham Lincoln, quien se oponía a la esclavitud y la llamaba una "monstruosa injusticia".

Pero su principal preocupación era mantener la Unión, por eso estuvo dispuesto a aceptar la esclavitud en los estados donde ya existía y a prohibir su propagación. Sin embargo, los sureños blancos lo consideraron una amenaza a su orden social.
Carolina del Sur fue la primera de los estados del Sur que se separaron de la Unión, para formar los Estados Confederados de América, dando lugar a la Guerra Civil.

En la Proclamación de la Emancipación de 1863, Lincoln declaró que todos los esclavos de los estados rebeldes serían "libres a partir de entonces y para siempre". Tras firmarla dijo: "Nunca en mi vida me sentí más seguro de hacer lo correcto que al firmar este documento".

La única condición para que los estados recuperaran su representación en el Congreso, fue ratificar la Decimotercera, la Decimocuarta y la Decimoquinta Enmiendas a la Constitución.
En esas enmiendas se abolía la esclavitud, se garantizaba la protección de la ley en un plano de igualdad a todos los ciudadanos, y se prohibía la discriminación en el voto por causa de "raza, color o condición previa de servidumbre".
Tras la abolición de la esclavitud, hacía falta mano de obra en el sur, y algunos terratenientes contactaron con sus antiguos esclavos para que volvieran a trabajar sus tierras a cambio de una miserable paga.
Después de ser liberados, los antiguos esclavos no tenían nada, y tampoco sabían leer porque estaba prohibido enseñarles. Por lo que muchos decidieron quedarse en las casas donde habían estado trabajando durante años, pero la mayoría no volvió.

Carta de Jourdon Anderson, dirigida a su antiguo "amo":
"Estimado Señor:
Recibí su carta, pensé que los Yankees lo habrían colgado y me alegro de que siga vivo. A Mandy y a mí nos va bastante bien aquí en Ohio. Me pagan 25 dólares al mes y nos tratan con amabilidad, pero Mandy dice que le da miedo volver sin alguna prueba de que usted nos tratará de forma justa y con amabilidad. Así que hemos pensado que para probar su sinceridad, vamos a pedirle que nos envíe nuestros salarios por el tiempo que le servimos. Con 25 años en mi caso, y 20 en el de Mandy, según mis cálculos, los ingresos ascenderían a 11.680 dólares.
PD: Salude a George Carter de mi parte, y dele las gracias por quitarle la pistola cuando usted me disparó.
De su antiguo sirviente, Jourdon Anderson.


En los años que siguieron a la Guerra Civil se establecieron las bases para garantizar a los afroestadounidenses los derechos civiles que se conceden a otros estadounidenses.
Aunque muchos sureños blancos se opusieron, las tropas del Norte velaron por el cumplimiento de la legislación, y se lograron avances importantes: durante un tiempo tuvieron derecho de voto, recibieron educación y disfrutaron de los privilegios constitucionales que poseían por ley.

1865 - Vuelta al pasado
Tras el asesinato de Abraham Lincoln en 1865, los estados confederados fueron readmitidos con plenos derechos, pero fueron obligados a ratificar la Decimotercera Enmienda, que prohíbe la esclavitud. Sin embargo, no se les exigió que protegieran la igualdad y los derechos civiles de sus poblaciones afroestadounidenses.

Los gobiernos sureños comenzaron a establecer Códigos Negros, que regulaban el comportamiento de los afroamericanos "libres". Algunas de las imposiciones era toques de queda o penas de prisión por cargos de vagancia a los ex esclavos que salieran sin autorización.
Aparecieron organizaciones terroristas como los Caballeros de la Camelia Blanca y el Ku Klux Klan (KKK), que lanzaron violentos ataques para intimidar a los votantes negros y mantenerlos alejados de las urnas.
Todo ello dio lugar a unas elecciones empañadas por la intimidación y la violencia, los demócratas volvieron a conseguir el control de los gobiernos en todo el Sur, y las últimas tropas federales norteñas se retiraron. Por consiguiente, los estadounidenses negros, cuya inmensa mayoría vivía en los estados de la ex Confederación, quedaron de nuevo a merced de leyes estatales racistas. 

En los años siguientes y especialmente después de 1890, los gobiernos sureños adoptaron leyes radicales de segregación, que afectaban a casi todos los aspectos de la vida diaria.
Se exigía la segregación en las escuelas públicas, los carros de ferrocarril, bibliotecas públicas, fuentes de agua para beber, restaurantes y hoteles, entre otros muchos.

La situación existente era muy tensa, los sureños blancos estaban indignados y muy cabreados por tener que convivir con los negros, y no dudaban en usar la violencia para demostrarlo.
Hubo un titular que indignó a la comunidad "3 hombres linchados en Duluth", al que siguieron otros en diferentes lugares y, aunque había habido violencia racial antes, los negros comienzan a defenderse.
Las comunidades del sur tenían una vía de tren que funcionaba como barrera de separación. Para los que trabajaban en las casas de blancos, las reglas eran todavía más claras.
Dato curioso: entre 1920 y 1930, más del 50% de la población negra trabajaba en casas de blancos. Su horario de trabajo era de 7 de la mañana a 9 de la noche, 6 días a la semana, ganando 5 centavos por hora.
   
Testimonio de Ann S. Pointer (Georgia)
"Te encargabas de toda la casa, desde cocinar hasta hacer la compra, o cortar el pelo, todo. Pero no te atrevías a ir por la puerta principal, tenías que entrar por la puerta trasera. Yo te hago el pan con mis manos, y son lo suficientemente buenas para servirte, pero piensas que no puedo sentarme a tu lado, sin embargo, comes de mi mano. Esa es la ironía de todo el asunto."
  
Ante la situación, muchos negros abandonaron el sur (se estima que más de 6 millones lo hicieron, y muy pocos volvieron), y comienzan a concentrarse en Harlem (Nueva York). A partir de 1925, aparecen espectáculos en locales para blancos con temática salvática y de plantaciones, usando estereotipos racistas como los "sambos" y las "mamis".  

Dato curioso: en 1920 en Nueva York, un blanco ganaba 37 dólares a la semana, y un negro 25. 

1941 – II GUERRA MUNDIAL
En 1941 estalla la II Guerra Mundial, y la situación obliga a juntar forzosamente a blancos y negros, dificultando la separación que querían perpetuar. Hubo muchos negros que se alistaron para defender al país, pero terminaron trabajando sirviendo a los blancos como camareros o encargados del suministro.

Pero no todo iba a ser tan fácil, solo en 1943 hubo 68 enfrentamientos raciales dentro de las bases militares, y durante los 2 años siguientes, al menos 50 soldados negros fueron asesinados.

Testimonio de Ray Carter, de la primera división de Marines dijo:
“Estaba muy orgulloso de haberme presentado voluntario para luchar por mi país. Ahí estaba yo, buscando pelear con el enemigo, y la pregunta que me hice fue: ¿quién demonios es el enemigo?”

Dato curioso: de 909.000 negros alistados en la Armada, solo 50.000 pudieron entrar en combate.
Durante la guerra, blancos y negros compartieron comida, juegos, lucha… Todas estas situaciones fueron consideradas pequeñas victorias en el extranjero, pero al volver todo cambió.

Testimonio de Edward Oldham, ayudante de maquinista contó:
“Mi mejor amigo durante mi servicio en la Guerra era blanco, pasamos un infierno juntos y volvimos juntos. Hasta que pasamos bajo el puente Golden Gate, y mi amigo desapareció. Nunca lo volví a ver.
¿Decepcionado, dolido? En realidad no, estábamos en casa, de vuelta a la realidad.”

Una vez acabada la guerra, se dieron 464 medallas de Honor pero ni un solo negro recibió ninguna hasta 50 años después, cuando se otorgaron 7.

En el año 1954 empiezan a cambiar las cosas, el Tribunal Supremo emite un fallo unánime en el que sentencia que la segregación en las escuelas es una negación de la igualdad ante la ley y se prohíbe mantener las escuelas públicas segregadas. El "caso Brown contra la Junta de Gobierno" fue el origen de todo ello.

Linda Brown fue obligada a asistir a una escuela para negros a una gran distancia de su casa, teniendo una escuela para blancos prácticamente al lado. Los tribunales estatales de Kansas rechazaron la demanda por considerar que las escuelas segregadas para negros y para blancos tenían más o menos la misma calidad.

El abogado Thurgood Marshall aprovechó la situación para exigir que la Corte Suprema admitiera que las instalaciones segregadas eran desiguales y, en consecuencia, inconstitucionales.
El 17 de mayo de 1954, su estrategia dio resultados y se prohibió la segregación. El único inconveniente fue que la Corte no señaló un plazo específico para eliminar la segregación.

1955 - Boicot a los autobuses
En agosto de 1955 encontraron  el cuerpo de Emmett Till, de tan solo 14 años, en el río Tallahatchie. El motivo para acabar de esa manera fue coquetear supuestamente con una mujer blanca, quien se encargó de pregonar "el delito" por todo el lugar.
Cuando llegó su marido a la ciudad, corrió a contárselo y éste, acompañado de un hermano, fueron a buscar a Emmet. 
Y ahí estaban, dos "hombres", de 24 y 36 años, torturando a un chico de 14 años. Tras darle una paliza, le dispararon y lo tiraron al río.
En el juicio, un jurado de 12 personas blancas, decidió que eran inocentes y quedaron libres. Sus asesinos no pasaron ni 1 solo día en prisión por el crimen.
Años después, conscientes de que no puede juzgarse a una persona dos veces por el mismo delito, ambos confesaron el crimen

Lo más triste de todo esto es que Emmet no hizo absolutamente nada, en 2007 la mujer confesó que se había inventado todo y que Emmet ni siquiera le había dirigido la palabra. 

El 1 de diciembre de 1955 Rosa Parks se encontraba sentada en un autobús, cuando un hombre blanco llegó y le exigió que se levantara para dejarle el sitio a él (en ese entonces, los negros debían sentarse en la fila de atrás, y si un blanco lo decía, tenían que levantarse sin rechistar), pero se negó a hacerlo. La consecuencia fue su arresto y una multa.
Entonces comenzó el conocido boicot a los autobuses de Montgomery (Alabama), dirigido por el hasta entonces desconocido Martin Luther King Jr. La ciudad de Montgomery no cedió hasta que los tribunales prohibieron la segregación en el transporte público. Y lo consiguieron el 20 de diciembre de 1956, después de 381 días. Se aprobó una ordenanza que autorizaba a los pasajeros negros a sentarse en cualquier lugar del autobús que quisieran.

El movimiento de derechos civiles tiene su base en dos pilares:
- Las personas que protestaron con valor y sin violencia para que el resto del país viera la realidad del trato que los estadounidenses negros recibían.
- Los abogados que, como Charles Hamilton Houston y Thurgood Marshall, se encargaron de defender a aquellos que protestaban. 

Para seguir leyendo, pulsa sobre la siguiente imagen:

Comentarios

  1. Que buen articulo, sigue asi. Es muy interesante el contenido, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por el comentario KOS! :) Un saludito enorme!

      Eliminar
  2. Cómo te lo has currado, sí señor!!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario Virginia! La verdad es que si, he estado investigando mucho en estos días :)
      ¡Un saludito enorme!

      Eliminar

Publicar un comentario